El tambor de lengüeta de acero aleado es la elección perfecta para regalos

Muchas personas disfrutan escuchando y tocando música que los hace sentir animados. Diversos tipos de música invocan diferentes sentimientos en nosotros: el sonido de una armónica sonando en un paseo marítimo, la melodía de un saxofón sonando dentro de la terminal, las campanas de la iglesia sonando un domingo por la mañana o los sonidos serenos y relajantes de los tambores colgados en la calle. de una ciudad ocupada.

Los tonos generados por este tongue drum curan el estrés, la depresión y la mayoría de las formas de tristeza. E incluye educación musical, curación mental, meditación de yoga, etc. La forma, la profundidad y las dimensiones de las medias conchas y la ubicación de los pétalos son muy precisas y son el resultado de cálculos matemáticos y experimentación a largo plazo. La superficie de la pintura protectora no solo se ve hermosa, sino que también evita la oxidación, la abrasión y los rayones.

Es simple y fácil de aprender, con notas en la superficie del tambor y mazos adicionales, puede usar las baquetas o los dedos para tocar el tambor del tanque, seguir las notas en los mazos y, a través de la práctica simple, puede tocar un hermoso melodía, adecuada para principiantes, incluso niños pequeños, buen uso para la iluminación musical infantil.

Esta superficie de tambor handpan adopta tecnología de pintura en aerosol galvanizada para protegerlo de la erosión/óxido/arañazos y es duradero para un uso prolongado, 3 pies de silicona a prueba de golpes y la parte inferior del tambor de lengüeta están sellados para un sonido más limpio y un volumen más alto.

Al tomar nota de los diferentes pings de un hang drum y escuchar cómo se combinan a la perfección entre sí, la mente se vuelve más activa. Los estudios reconocen los poderosos efectos de la música en nuestro cuerpo y mentalidad, ya que tomar nota de la música tiene un impacto en muchas partes del cerebro. tomar nota de la música puede motivar, facilitar la creatividad y aclarar su pensamiento.

Regresar al blog

Deja un comentario